El vals es un ritmo de tres tiempos en un compás. Es el baile de salón por excelencia, el clásico baile de salón y el que bailan los novios en el día de su boda. El origen de su nombre viene del término "walzen" (en alemán girar).

Sus orígenes no están bien determinados ya que según unos autores datan de los siglos XII y XIII, basándose en un baile que era conocido como "Nachtnaz"; pero otros autores indican que puede provenir de antiguas danzas germanas medievales y de una danza francesa conocida como "carmaglone".

Una de los orígenes más aceptados es que el vals tiene su origen en los landler, danzas montañesas y rústicas del sur de Alemania y de Austria, que eran bailadas en un lento compás de tres tiempos, en la que las parejas bailaban girando continuamente. Este baile, el landler, al igual que otras danzas de origen campesinas y folclóricas, no eran admitidas por la alta sociedad, pero a finales del siglo XVIII, empieza a ser bailado por la burguesía y la nobleza en los salones y empieza a ser considerado como un baile de salón.

El vals puede tener un origen distinto, si entramos a considerar la diferencias que algunos expertos hacen del mismo: hay quienes afirman que hay un vals vienés, otro inglés y otro francés. No vamos a entrar en discusiones, pues aquí solo queremos dar una pequeña reseña del baile y enseñarlo a bailar nada más.

Este baile condenado por inmoral en algún período de la historia (allá por los años 1812-1813) fue posteriormente aceptado como baile de salón y surgieron diversas variantes del mismo, que como hemos comentado, la más importante es la que derivó del vals Vienés, al vals Inglés, un vals más lento (este baile, parece ser que fue importado de los Estados Unidos y su origen se tiene documentado en la ciudad de Boston; en Inglaterra lo introdujo un conocido club: el Club de Boston).

Después de la Segunda Guerra Mundial, es cuando el vals comienza a conocer todo su auténtico esplendor, y es bailado en grandes fiestas y acontecimientos sociales.

El vals Vienés es más rápido (60 compases por minuto) mientras que el Inglés es más reposado (30 compases por minuto).

Entre la música de vals más conocida está, sin lugar a dudas, El Danubio Azul, de Johann Strauss. También podemos destacar otros vals famosos como Sangre Vienesa, también de Johann Staruss, el Vals del Emperador, el Vals del Murciélago y otras muchas piezas que podemos encontrar de los más diversos autores.

El vals se baila con una pose elegante y erguida. Se debe estar completamente recto, y tratando de no mover ni los hombros, ni los brazos, ni las caderas. La mano derecha del caballero se sitúa en la espalda de la señora (a la altura del homóplato izquierdo). La mano izquierda del caballero sujeta a la mano izquierda de la señora, que apoya su brazo sobre el del caballero.

En el vals sólo tenemos que dar un paso por cada tiempo musical, sabiendo que el vals es un ritmo de 3x4

CONTRATAR POR CLASES DE VALS